La adaptación al cambio climático como oportunidad para la recuperación post COVID-19

Fortalecer los procesos de planificación para la adaptación al cambio climático presenta una oportunidad para que las estrategias de respuesta al COVID-19 traigan, además de recuperación económica, un futuro más resiliente al cambio climático y más en armonía con nuestro entorno natural. Esta fue una de las conclusiones del diálogo entre 10 países de América Latina y el Caribe en el marco de los NAP Action Days, que se realizó de forma virtual los días 20 y 21 de octubre pasados.

El encuentro virtual sirvió como espacio para el intercambio de experiencias entre los decisores en instituciones gubernamentales y gerentes técnicos de proyecto que encabezan iniciativas para avanzar la planificación de la adaptación en su país. Los Planes Nacionales de Adaptación, o NAPs por sus siglas en inglés, permiten a los países comprender mejor los impactos del cambio climático en diferentes sectores, territorios y comunidades para poder priorizar adecuadamente medidas de desarrollo resiliente al cambio climático.

El cambio climático y la COVID-19 presentan desafíos comunes. Ambas problemáticas han evidenciado un impacto negativo en la justicia socio-ambiental ya que afectan en mayor medida a las poblaciones más vulnerables. Los participantes de los “NAP Action Days” señalaron su preocupación por la relación entre la pandemia y el aumento de la pobreza, que pone de presente mayores dificultades para financiar las acciones necesarias para la adaptación al cambio climático. Las economías de la región, además, son intensivas en la explotación de recursos naturales por lo que, en un intento por conseguir un repunte económico, los gobiernos podrían verse tentados a aumentar el impacto negativo sobre los ecosistemas.

La recuperación verde y resiliente al cambio climático, sin embargo, se podría convertir en una alternativa benéfica para las economías golpeadas por la pandemia y, al mismo tiempo, para la agenda de adaptación al cambio climático.

El trabajo con un enfoque basado en comunidades propuesto por los NAPs ayuda a articular las respuestas a la pandemia desde la creación de alianzas y redes de cooperación a nivel local. Asimismo, al movilizar a las comunidades en acciones sostenibles y resilientes al clima, se logra una integración vertical mediante la cual, las lecciones del trabajo en terreno son retroalimentadas en los instrumentos políticos de planificación y presupuestación.

La mayoría de los procesos NAP en Latinoamérica y Caribe buscan también consolidar la conservación, restauración y regeneración de ecosistemas saludables que contribuyen tanto a la acción climática como a la sostenibilidad de servicios ecosistémicos, tales como el recurso hídrico de calidad, regulación de microclimas, y la fertilidad de la tierra para la seguridad alimentaria. Además, la preservación de los hábitats naturales disminuye el riesgo de futuras epidemias o pandemias de enfermedades zoonóticas. El cuidado y gestión sostenible de los recursos hídricos está siendo priorizado también dentro de los NAPs, como inversión fundamental para garantizar el acceso al agua con fines sanitarios, un elemento esencial en la respuesta a la actual pandemia.

Finalmente, los participantes del evento organizado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) señalaron el rol preponderante de la reactivación del turismo en la agenda climática y la recuperación post-COVID. Hicieron un llamado a buscar fórmulas para integrar en la recuperación verde aquellos recursos que se destinarán para la reactivación del sector turístico. Consideraron que es preciso estructurar inversiones en turismo resiliente orientadas al respeto de los ecosistemas y que permitan una reactivación económica alineada con la agenda climática y de desarrollo sostenible.

Algunos de los participantes del encuentro virtual NAP Action Days

Con financiamiento del Fondo Verde para el Clima, PNUMA y PNUD apoyan a más de 10 países en la región a fortalecer sus  procesos de planificación para la adaptación al cambio climático a través de los NAPs. En este trabajo, los “NAP Action Days” son una iniciativa inter-agencial PNUMA/PNUD que tienen el objetivo de promover el diálogo entre los equipos de coordinación de estos proyectos en la región, para compartir experiencias y lecciones aprendidas, generar sinergias y aunar esfuerzos para la adaptación al cambio climático.

Sígueme vía Facebook Sígueme vía Twitter Sígueme vía RSS